10 formas fáciles de romper un mal hábito

¿Quieres deshacerte de un mal hábito? Si bien no es una tarea sencilla, existen algunas estrategias sencillas que puedes tener en cuenta a la hora de conseguir el objetivo y mantenerlo. Recuerda que es un proceso y no sucederá de la noche a la mañana, el momento de romper un mal hábito depende de varios factores. Esto incluye cuántos meses se ha vivido, si se ha integrado plenamente en tu vida, qué recompensas sociales, físicas o emocionales se obtienen, aunque otras acciones refuercen el hábito.

Un hábito es un comportamiento que se repite con regularidad y suele requerir un mínimo de reflexión, lo que ayuda a ahorrar tiempo y por tanto es más difícil de cambiar. Recuerda que los valores, las ideas, los sentimientos y las experiencias determinan los hábitos de cada persona, ya sean positivos o negativos. Para acabar con estos hábitos que están afectando negativamente tu vida, puedes seguir cada una de las recomendaciones que se ofrecen a continuación. Aunque se enfrentan a problemas importantes, siempre es mejor buscar la ayuda de un experto en el tema.

Cómo romper un hábito

1-Identifica los desencadenantes

Comience tratando de tomarse unos días para rastrear el hábito y si sigue un patrón. Por ejemplo, dónde sucede, a qué hora, cuáles son tus sentimientos en ese momento, qué sucede a continuación o si hay otras personas involucradas en la situación. De esta forma, identificarás qué está impulsando la realización de este mal hábito y cuáles son las posibles soluciones a considerar para eliminarlo de tu vida.

2-Escribe las razones por las que quieres cambiar

Tómese unos minutos para pensar en las razones por las que desea cambiar y todos los beneficios que puede obtener. Intente escribirlos en una hoja de papel para que la situación parezca más real, y tener que enumerarlos le ayudará a pensar en otras personas que no le habrían sucedido antes. Para aumentar esta motivación, colócalos en la nevera, el baño u otro espacio que veas habitualmente, para que lo tengas fresco en la cabeza.

3-Reemplaza el hábito por uno diferente

En lugar de simplemente evitar el hábito, que solo aumenta la probabilidad de recaída, es mejor reemplazarlo por otro hábito beneficioso. A medida que repita este nuevo comportamiento, será más fácil continuar con la rutina y ver resultados positivos aumenta la necesidad de continuar haciéndolo. Un ejemplo de esto es que si quieres dejar de buscar dulces entre horas, en lugar de evitarlos y no comer, tienes frutos secos a la mano.

4-Crea un ambiente ideal

Tu entorno puede ser tu mejor aliado o tu peor enemigo. Si está tratando de comer de manera más saludable, debe permitir que su refrigerador, despensa, cocina y todos los rincones de la casa estén libres de productos ultraprocesados. Deje las verduras, frutas y alimentos nutritivos expuestos para evitar la tentación. Quizás quieras dejar de pedir tanta comida en casa, porque no es muy saludable o estás gastando mucho dinero. Pero todos los menús de los restaurantes están visibles en el refrigerador, así que intente pegar copias de recetas simples.

5-Busque el apoyo de un amigo

Romper un hábito no tiene por qué hacerlo solo, un amigo, familiar o la misma pareja te puede acompañar en el proceso si ambos comparten ese deseo. Esto hace que sea más fácil lidiar con la situación y mantenerse en línea, ya que es una forma de alentar a los demás. Un amigo también es un gran apoyo, aunque no tenga la costumbre de cambiar, ya que puede ser de gran ayuda en las dudas o cuando vuelva a lo mismo.

6-No seas tan duro

Es probable que cometa varios errores al romper un hábito y experimentar sentimientos de frustración y fracaso, hasta el punto de preguntarse si podrá hacerlo. En lugar de centrarse solo en lo negativo, piense en los pequeños logros que ha tenido y que cada día es una nueva oportunidad para hacerlo mejor. De esta forma seguirás luchando por la meta y no te rendirás en tan poco tiempo.

7-Empieza poco a poco

Es mejor comenzar a cambiar un hábito a la vez, a menos que algunos vayan de la mano, como dejar de fumar y beber. Esto aumenta la probabilidad de éxito que querer cambiar muchas cosas al mismo tiempo, siguiendo la idea de un yo nuevo o mejorado. Debe dar un paso a la vez y no hacer todo en un mínimo de tiempo. Por ejemplo, si quieres dejar los refrescos en las comidas, una buena opción es intentar no incluirlos solo en la cena.

8-Deja recordatorios

Utilice varias notas de papel que le sirvan como recordatorio visual de los lugares donde cree que ocurre más el comportamiento. Esto le ayudará a pensar en la acción cuando algo la desencadena. Incluso puede usar varias alarmas en su teléfono para indicarle qué hacer cuando llegue.

9-No te olvides del cuidado personal

Dar prioridad a su propio bienestar aumenta las posibilidades de éxito, ayudándole a seguir luchando contra los desafíos que se le presenten. Es una forma de deshacerse del estrés y recargar energías para lo que sea necesario. Trate de dormir bien por la noche, incluya un pasatiempo saludable o una actividad de relajación que mejore su estado de ánimo. Practica algún tipo de deporte para mantener tu cuerpo activo.

10-Busque ayuda profesional

Probablemente puedas romper muchos hábitos por tu cuenta si pones todo tu esfuerzo en ello. Sin embargo, existen problemas más profundos que requieren orientación profesional para que usted tenga éxito, especialmente cuando se trata de abuso de alcohol o alimentación emocional. Esa persona puede ayudarlo a resolver el problema de raíz.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Related Posts

About The Author

Add Comment

A %d blogueros les gusta esto: