PIERDE PESO, CONTROLA LA DIABETES, CURA LAS AMÍGDALAS INFLAMADAS, TRATA LA PRESIÓN ARTERIAL ALTA Y MUCHO MÁS!

Author: | Posted in BAJAR DE PESO, REMEDIOS CASEROS, SALUD, VIDA No comments
0 Compartir

¿Has oído hablar del tamarillo? ¿Alguna vez ha probado esta deliciosa variedad de tomates llenos de vitaminas y muchos otros beneficios? Si no, esta publicación es para usted!

¿QUÉ ES EL TAMARILLO?

El tamarillo francés, o tomate, es una fruta muy extendida en las zonas tropicales de América del Sur, donde se puede encontrar en estado silvestre o en cultivos localizados. La Cyphomandra betacea, nombre dado a esta especie por los científicos, pertenece a la familia de las Solanáceas, que también incluye especies como tomates, berenjenas, pimientos, patatas y una larga lista de hasta 2500 especies.

El fruto tiene una capa exterior de textura firme, y un interior gelatinoso en el que encontramos semillas tiernas y comestibles. Debido a la presencia de una gran cantidad de ácido cítrico, tiene un cierto sabor agridulce, aunque agradable.

LOS SIGUIENTES SON LOS BENEFICIOS DEL TAMARILLO:

  • Vitaminas:

El tamarillo está lleno de vitaminas A, C, E y provitamina A. Tiene una buena fuente de vitaminas B como niacina, tiamina y riboflavina. Otros nutrientes en el tamarillo son los carbohidratos, proteínas, grasas, calcio, potasio y sodio. También contiene minerales como fósforo, manganeso, magnesio, cobre, zinc y hierro. Está fortificado con muchos nutrientes que ayudan a mejorar el sistema inmunológico (1).

  • Ayuda a perder peso:

Es beneficioso para las personas que quieren perder peso. Consumido crudo, espolvoreado con hierbas o en forma de ensaladas, el jugo de tamarillo actúa como desintoxicante cuando se consume. Sus propiedades ácidas ayudan a reducir la grasa. El ejercicio también puede acelerar los resultados de la pérdida de peso.

  • Es bueno para la piel:

Tamarillo ofrece vitaminas A, C y E para asegurar que su piel se mantenga saludable y radiante. La antocianina, los fenoles y los flavonoides protegen la piel del estrés oxidativo y la contaminación. El tamarillo también ayuda a combatir el envejecimiento. Al igual que los tomates comunes, se pueden utilizar en remedios caseros para diversos problemas de la piel.

  • Ayuda a controlar la diabetes:

El ácido clorogénico en el tamarillo ayuda a reducir los niveles de azúcar en la sangre en la diabetes mellitus tipo II. El tamarillo contiene excelentes antioxidantes, que pueden reducir el estrés oxidativo en órganos como el páncreas y el hígado. Comer pulpa de tamarillo o consumir su jugo en un estómago liviano aseguraría mejores resultados.

  • Las amígdalas inflamadas se curan:

En Ecuador, los indígenas calentaron las hojas de tamarillo y las envolvieron alrededor del cuello para tratar las amígdalas inflamadas. La absorción de calor a través de las hojas ayuda a reducir el dolor. Los colombianos hacen una cataplasma de la fruta cocinándola sobre brasas para uso medicinal externo.

  • Trate la presión arterial alta:

Aumente el consumo de tamarillo para reducir los niveles de presión arterial alta. Cargada con buenas fuentes de minerales y potasio, esta fruta ayuda a controlar la presión arterial.

  • Es bueno para el corazón:

El potasio, un nutriente abundante en el tamarillo, ayuda a equilibrar los efectos nocivos de los altos niveles de sodio en el corazón, proporcionando magnesio para el buen funcionamiento del sistema cardiovascular.

RECETA PARA EL TAMARILLO.

Ingredientes:

4-5 tomates de árbol, frescos o congelados
2 chiles o pimientos picantes (los serranos o chiles rojos son buenas opciones, los habaneros si eres muy valiente)
2 cucharadas de cebolla blanca finamente picada
1 cucharada de cilantro finamente picado
1 cucharada de jugo de limón o limón
¼ taza de agua
Sal al gusto.
Método de preparación:

Si utiliza tomates frescos para los árboles, retírelos y hiérvalos durante unos 5 minutos para que sean más fáciles de pelar. Si utiliza tomates de árbol congelados, descongélelos toda la noche en el refrigerador, luego córtelos por la mitad y retire todo el interior. Mezclar los tomates de árbol con los pimientos picantes (sin semillas y sin piel si se desea muy suave, siempre se pueden guardar algunas semillas y añadirlas si son demasiado blandas).

Transfiera la mezcla de tomate y pimiento a una cacerola pequeña, agregue el agua (puede agregar más si desea una salsa más líquida) y cocine a fuego medio durante unos 5-8 minutos. También puede omitir la parte de la cocción, la salsa estará más fresca, pero tendrá que consumirse más rápido. Agregue la cebolla, el jugo de limón, el cilantro y la sal al gusto.

0 Compartir

Add Your Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: